Compromiso misionero

Programa 7: Evangelización de los alejados

I. Taller capacitación para el trabajo con jóvenes en situaciones de riesgo (pandillerismo y drogadicción).

El objetivo del taller es formar agentes de evangelización con liderazgo en la calle para atender a jóvenes en situaciones críticas de pandillerismo y drogadicción. El taller se desarrolla en cuatro sesiones:

Sesión 1 -Que es una pandilla -Tipos de pandillas en América -Códigos de barrio que manejan -El pandillero desde el evangelio

Sesión 2 -Que son las drogas -Como se clasifican -Que drogas consumen más los pandilleros -Testimonio de un ex drogadicto -Factores de riesgo y de protección

Sesión 3 -Como llegar al pandillero -Explicación de la metodología de Raza Nueva en Cristo. -Que se hace y que no se hace -Predicaciones

Sesión 4 -Recorrido a algún barrio de parroquia, para poner en práctica la teoría ya aprendida.

II. Campamentos Juveniles para “Bandas Unidas”

Centro de Comunión Eclesial y Social en comunión con el programa PAGE (Programa de Apoyo a los Grupos de las Esquinas) de las Hermanas de la Compañía María de Nazaret. Invitamos a los jóvenes de nuestra Diócesis que deseen trabajar en este sector de la juventud.

III. Jóvenes de Dios en Misión.

Promover entre los jóvenes el proyecto de misión permanente que el Departamento de Misiones ofrece para capacitar a los grupos juveniles para que realicen misión en los sectores parroquiales.

Programa 8: Concientización y participación en la transformación social.

I. Mano con mano, ayudemos de corazón.

En conjunto con Cáritas de Monterrey y Grupo Multimedios, se organiza una colecta de ropa, alimentos y medicinas para ayudar a los más necesitados de nuestra Arquidiócesis. De lo recaudado, el 50% se otorga a las parroquias para apoyo a los más desfavorecidos de la comunidad, y el otro 50% es destinado a Cáritas de Monterrey.

II. Misión de invierno.

Promover entre los jóvenes el proyecto de misión permanente que el Departamento de Misiones ofrece para capacitar a los grupos juveniles para que realicen misión en los sectores parroquiales.

Formación bíblica

Programa 6: Promoción de la espiritualidad cristiana.

I. Retiro-Taller “Conéctate al espíritu, la Casa en que Vivo”.

Retiro con duración de un fin de semana en el que los jóvenes coordinadores aprenden a estar a solas con Dios, creando espacios de silencio exterior y ejercitando el recogimiento interior. Además, los coordinadores reciben su Cruz de la Pastoral Juvenil como signo de pertenencia y entrega en su misión.

II. Escuela Bíblica para Jóvenes. Tiene como objetivo el brindar a los coordinadores de los grupos juveniles un taller que les acerque a la Palabra de Dios y les brinde una visión global sobre la Historia de la Salvación contenida en la Biblia. Material del curso: 1. Biblia Latinoamericana 2. Libro de “La Palabra nos congrega” del Pbro. Lic. Carlos Junco Garza y Mons. Ruy Rendón Leal. El Taller de Biblia tiene una duración total de 30 sesiones. Abarca del Génesis al Apocalipsis y es impartido semanalmente.

III. Taller de Lectio Divina. Es un proyecto de Evangelización para jóvenes, fundamentado en la Lectio Divina del Ciclo Litúrgico correspondiente. El objetivo es fortalecer el encuentro con Jesucristo a través de la Sagrada Escritura y que, al finalizar el taller, los participantes se comprometan a formar círculos bíblicos para jóvenes en las comunidades parroquiales. El Taller se realiza anualmente.

 

Vivencia comunitaria

Programa 2:

Formación, acompañamiento y animación de agentes de pastoral.

I. Diplomado de Pastoral Juvenil

El Diplomado en Pastoral Juvenil es una oferta de formación para coordinadores, animadores o asesores de grupos juveniles, que quieren dar un servicio de mayor calidad en sus parroquias o movimientos. Consta de los siguientes módulos: Módulo I: La Pastoral Juvenil en la Iglesia. Módulo II: La programación en la Pastoral Juvenil. Módulo III: El Grupo dentro de la Pastoral Juvenil. Módulo IV: Acompañamiento, identidad y misión del asesor y coordinador en la Pastoral Juvenil. Módulo V: La dimensión litúrgica en los grupos juveniles. Módulo VI: La dimensión catequética en la Pastoral Juvenil. Módulo VII: La dimensión social en la Pastoral Juvenil. Módulo VIII: Las diferentes metodologías, técnicas y herramientas didácticas.

 

II. Taller para Asesores de Juventud (ASEJUV)

Taller de formación para jóvenes adultos o matrimonios jóvenes, que acompañan a los grupos y movimientos juveniles. Consta de cuatro módulos… Módulo I: La identidad del asesor de grupos juveniles (su SER). Módulo II: La formación del asesor de grupos juveniles (su SABER). Módulo III: La acción pastoral del asesor de juventud (su SABER HACER). Módulo IV: La asesoría de los grupos juveniles como ministerio eclesial.

 

Programa 3: Organización e integración de estructuras pastorales.

I. Reunión mensual con jóvenes coordinadores de decanatos.

El objetivo de esta reunión, es favorecer un espacio para que los jóvenes delegados de decanatos y movimientos, revisen, aporten, acompañen y promuevan el caminar de la pastoral juvenil diocesana.

 

Programa 4: Espacios de Fe y Vida para los Jóvenes.

I. Encuentro anual del Arzobispo con los jóvenes.

Es la reunión anual donde el Obispo convoca a los jóvenes de nuestra Arquidiócesis para con ellos, orar, reflexionar y compartir sus enseñanzas.

 

II. La Jugada del Año.

Torneo deportivo a nivel diocesano que promueve la comunión en los decanatos y movimientos juveniles, es además, una manifestación de comunión diocesana. Anterior a la realización de este evento, se realizan eliminatorias por decanato.

 

III. Peregrinación Nacional Juvenil al Cerro del Cubilete.

Cada año en el mes de enero, más de 850 jóvenes de nuestra Arquidiócesis, participan en la peregrinación al Cristo de la montaña, en Silao, Guanajuato en la que participan más de 30,000 jóvenes de todo el país. La misa la preside el Nuncio Apostólico.

 

IV. Jornada Mundial de la Juventud.

Nos unimos a miles de jóvenes de todo el mundo, para compartir, celebrar y meditar sobre el mensaje que el Papa elige para este encuentro mundial. Se realiza cada dos o tres años.

 

V. Corre sin miedo, Ora por México. Actividad en donde los jóvenes de nuestra Arquidiócesis dan testimonio público de su fe y de que son capaces de responder cristianamente a los desafíos de nuestro tiempo, siendo portavoces de lo que creemos y queremos, un México seguro y sin violencia para lograr tan anhelada paz y armonía en Cristo.

 

Programa 5:

Vinculación con otras áreas de pastoral.

 

I. Marcha Juvenil Vocacional

La Pastoral juvenil y el Centro Vocacional, convocamos y organizamos la peregrinación anual a la Basílica de Guadalupe, en la que los jóvenes reflexionan sobre el aspecto vocacional. Se celebra., el primer domingo del mes de septiembre.

 

II. Semana de la Familia

En comunión con la Pastoral Familiar y el Departamento de Catequesis promover la Semana de la Familia en nuestras parroquias.

 

III. Rosario en Familia

Es un enlace entre la Semana de la Familia y el Festival Despierta en donde impregnamos a la sociedad regiomontana de AMOR que nos trae la unión con Dios a través de la Oración. Por parroquias o decanatos se organiza un rosario a las 3:00 p.m. después de haber tocado las campanas de las iglesias de toda la Arquidiócesis.

 

IV: Festival, Familia Despierta

La Pastoral Juvenil participa activamente en la organización del festival católico DESPIERTA, que organiza la Arquidiócesis de Monterrey y que ofrece, a través de la música, la oración y la comunión, un espacio de reflexión, alegría y convivencia, haciendo énfasis en un tema de importancia a nivel social y eclesial.

 

Experiencia kerygmática

 

Programa 1:

Evangelización integral del joven

 

I. Materiales de evangelización por tiempo litúrgico.

Son diversos materiales de evangelización que buscan ser un apoyo para los asesores o coordinadores de grupos juveniles para que realicen retiros o actividades de reflexión y oración en el Adviento, Navidad, Cuaresma, y Pentecostés.

II. Taller de Procesos de Educación en la Fe.

El objetivo de este taller es que los coordinadores de grupos juveniles, conozcan y experimenten las dimensiones de la formación integral a través de una vivencia de la pedagogía de Jesús, que utilicen nuevos métodos y transmitan información clara, para que asuman el compromiso de implementarlo en sus grupos. Este Taller puede ayudar a todos aquellos coordinadores que deseen ofrecer un proceso de educación en la fe que posea integralidad y gradualidad.

III. Taller de Responsabilidad Social.

El objetivo de este taller es concientizar a los coordinadores sobre la necesidad de animar la responsabilidad social en sus grupos haciéndoles vivir una metodología en la cual descubran desde la mirada de Jesús a los más alejados de su comunidad, para que así se comprometan a aplicarla en sus realidades específicas. Este Taller va dirigido a todos aquellos coordinadores que estén conscientes que la dimensión Apostólica es parte de la formación integral y gradual de los grupos juveniles.

IV. Taller de Revitalización de la Pastoral Juvenil.

Nos unimos al caminar Latinoamericano, Nacional y Provincial, presentando el Proyecto de la Revitalización de la Pastoral Juvenil a coordinadores de grupos juveniles de los decanatos, a la manera de Jesús en el encuentro con los discípulos de Emaús. Objetivo general: Revitalizar la Pastoral Juvenil, partiendo de la vida de los jóvenes en sus distintos contextos y, desde una profunda experiencia de encuentro con Cristo, suscite procesos de conversión personal, pastoral y eclesial, para que contando con orientaciones pastorales asumamos e impulsemos la Misión Permanente.

¿Te ha pasado?

2103201515302“Pues lo mismo ustedes: de momento están tristes; pero volveré a verlos y de nuevo se alegrarán con una alegría que nadie les podrá rebatar.” Jn.16,22
¿Nunca te ha pasado? Esos días en que te despiertas cantando, con ánimo, con fuerza. Esos momentos en los que sientes que, de verdad, todo tiene sentido. E intuyes a Dios. Y te das cuenta de que hay gente en tu vida que la hace sólida. Esas ocasiones en que no hay problemas que te parezcan irresolubles. Y en que pasas de puntillas por obstáculos que otras veces se presentan como monstruos. Días en que notas que quieres más a los otros. Y que miras tu propia vida con menos dureza y con más amabilidad. Algo de eso es el Dios vivo en nosotros.

Palabras de Moda

m_palabras-1
Palabras de moda
Selfi, nomofobia, apli, árbitra, impago, abdicar, ucraniano, ébola, superluna, postureo, dron y amigovio.

Son las doce palabras que se han considerado para elegir el neologismo del año. Selfi ha sido la elegida. Palabras que hablan de nuevas tecnologías, de género, de economía, de la actualidad de hoy que mañana pasa al olvido, de redes sociales o de nuevas dinámicas en las relaciones. En el fondo lo que muestran es que vivimos en una sociedad que cambia. A marchas forzadas. Una sociedad acelerada, que ve emerger novedad tras novedad; que genera nuevas adicciones (la nomofobia es el miedo a no estar conectados); que da, con el lenguaje, carta de ciudadanía a nuevas formas de vivir los afectos (los amigovios son los amigos con derecho a roce; no es algo nuevo, pero sí creciente, y es que parece que esto del roce sin compromiso es algo que cada vez se lleva más); que llena páginas y páginas hoy con noticias de un día que luego se olvidarán (en 2013 la palabra fue escrache. ¿Alguien la ha vuelto a pronunciar en los medios?).

El lenguaje es poderoso. Es intenso. Es necesario. Y es un reflejo de presencias y ausencias, de poder y silencio. Hay palabras que necesitan mantenerse vivas: justicia, libertad, igualdad, paz, compasión. Para que no se olviden, sepultadas por modas o novedades. Hay palabras que han de pronunciarse allá donde se pueden tomar decisiones (¿quién habla hoy, por ejemplo, en nombre de los cristianos brutalmente masacrados en Irak?). Hay palabras como “te quiero” que han de decirse solo si de verdad significan algo, para no banalizarlas.

Estos días se nos recuerda que Dios es Palabra. Una Palabra que se hizo vida. Y acampó entre nosotros. Una Palabra poderosa, chocante, coherente, hecha carne y sangre, hecha lágrima y risa. Hecha abrazo. Una palabra que es de siempre, y es eterna. Grabada a fuego en nuestra entraña. Aunque no esté tan de moda.
Palabras de moda
José María R. Olaizola

Nuestra historia

Por iniciativa del Excmo. Sr. Arzobispo de Monterrey, Don José de Jesús Tirado y Pedraza, nombra al Pbro. Heriberto Cavazos, en el año de 1979 como encargado de la naciente Pastoral Juvenil Diocesana con la encomienda de unir los movimientos y grupos juveniles, cada uno con su carisma característico, todo ello para conjuntar fuerzas y dar una mayor promoción a los jóvenes a través de las diversas herramientas de evangelización como son los encuentros juveniles diocesanos, veladas, los cursos de oración, los cursos de liderazgo, así como el intercambio misionero, que se hacía de una parroquia a otra.

En el año de 1988, el P. Heriberto Cavazos, junto con un equipo de apoyo y la intervención del entonces obispo auxiliar de Monterrey José Lizares Estrada, realizaron la primera planeación de la Pastoral Juvenil. En ella se plantea como objetivo: “Impulsar la Evangelización integral liberadora del hombre, desde la vivencia de la comunidad, dirigida preferentemente a los pobres, los jóvenes y a la familia, fomentando la participación de todos los miembros del Pueblo de Dios, para el crecimiento del Reino, en fidelidad a Cristo, a la Iglesia y al Hombre.” Esta planeación ayudó para que la Pastoral Juvenil comenzara a tomar un rumbo claro hacia donde caminar.

Durante los próximos 6 años y hasta 1994, las líneas de acción fueron marcadas por esta planeación, contando para ello con la asesoría del Pbro. Juan Martín Meléndez hasta 1992 y del Pbro. Marco Antonio Alanís quien coordinó el Departamento hasta finales de 1994 logrando consolidar un equipo diocesano de Pastoral Juvenil a través de una formación en la Escuela de Agentes de Pastoral Juvenil y redactando el segundo Plan de Pastoral Juvenil integrándolo al Plan Arquidiocesano de Pastoral en donde se marcaron las nuevas líneas de acción a seguir. En el período de 1995 a 2001, la Pastoral Juvenil Diocesana, fue coordinada por el Pbro. Felipe de Jesús Balderas. En estos años se ofrecieron actividades masivas de encuentro para todos los jóvenes. La escuela de agentes de Pastoral Juvenil, seminarios de actualidad, y actividades de apoyo a chavos banda.

En el año 2001 se redactó el documento conclusivo del Primer Sínodo Diocesano y es nombrado asesor el Pbro. Lic. Héctor Marío Pérez Villarreal marcando nuevas líneas de acción para la Pastoral Juvenil en la Arquidiócesis de Monterrey. En el mes de Mayo y como respuesta al Sínodo diocesano fue promulgado el Plan diocesano de Pastoral Orgánica 2002-2005, en el cual se marcaron líneas de acción y sus modos de aplicación así como también prioridades fundamentales. En Julio de 2005 el Pbro. Lic. Héctor Mario Pérez Villarreal, fue llamado a trabajar en el Seminario Arquidiocesano de Monterrey, dejando la coordinación de la Pastoral Juvenil en manos del Pbro. Marcos Martínez Martínez.

Durante el periodo del 2005 al 2008 se elaboraron los procesos de catequesis básica para grupos juveniles (Vamos a la Fiesta); se desarrollaron subsidios para la vivencias de los tiempos litúrgicos fuertes (Retiro de Adviento, Posada Juvenil, Ejercicios Cuaresmales, Pascua Juvenil, Vigilia de Pentecostés, entre otros; se consolidó el Diplomado de Pastoral Juvenil; se impartió el taller de liderazgo “Vox Líder”; se logró la comunión entre el Departamento de Pastoral Juvenil y el sector juventud de la CAL (Comisión Arquidiocesana para Laicos).

El 23 de Mayo del 2007, se desprende de la Pastoral Juvenil, la Pastoral Universitaria, nombrándose como asesor al Pbro. Julio César Chapa Martell. En enero del 2009, el Pbro. José Esteban Martínez Sauceda, es designado coordinador diocesano de Pastoral Juvenil, dándole continuidad a los programas realizados anteriormente y elaborando nuevos proyectos a favor de los adolescentes y jóvenes de nuestra Arquidiócesis, como son:

– La implementación del Retiro para coordinadores de grupos juveniles “La Casa en que vivo” y la “toma de cruz” del coordinador;

– Dando a conocer en los decanatos, el proyecto de “Revitalización de la Pastoral Juvenil”, propuesto por la Sección Juventud del CELAM;

– Promoviendo la participación de los asesores laicos de juventud y la capacitación de los mismos;

– Acompañando el trabajo apostólico que en nuestra diócesis se realiza a favor de los jóvenes en situaciones de riesgo;

– Consolidando la comunión entre el sector juventud de la CAL y la Pastoral Juvenil Diocesana;

– Motivando a los jóvenes a vivir la dimensión de la pastoral social, en comunión con Cáritas de Monterrey;

– Utilizando las redes sociales como canales de comunicación con los adolescentes y jóvenes.

– Promoviendo entre los jóvenes coordinadores de grupos juveniles la Lectio Divina.

1 2 3